Los materiales Rockwool presentan una combinación única de propiedades. No han sido creados sólo para asegurar un aislamiento térmico perfecto. Proporcionan, al mismo tiempo, absorción acústica y resistencia al fuego, insensibles a la humedad, son inorgánicos e imputrescibles, y se sitúan también entre los materiales más avanzados en materia de aislamiento.
La gama de productos permite resolver todos los problemas de aislamiento tanto en chalets como en pisos nuevos o rehabilitados: tejados, suelos, paredes, techos, refrigeración y calefacción industriales, aislamiento industrial (petroquímica, centrales, etc), equipos industriales, construcción naval.
Cualquier producto Rockwool que sea utilizado (paneles, rollos o bloques), presenta las mismas cualidades: capacidad máxima de aislamiento, espesor garantizado, durabilidad, facilidad de colocación.