La lana de roca Rockwol es un producto aislante de extraordinarias prestaciones: térmicas y acústicas, de resistencia al fuego, de resistencia al agua y protección del medio ambiente.
- Comportamiento térmico: aísla eficazmente contra el frío y el calor. Gracias a su estructura multidireccional, la lana de roca contiene aire seco en su interior lo que constituye una barrera al flujo de calor, unido al bajo nivel de conductividad térmica de los filamentos minerales que la componen, hacen de este producto una herramienta clave para alcanzar un excelente nivel de confort térmico. Aislar térmicamente las viviendas y los equipos industriales contribuye decisivamente al ahorro de energía y también a reducir el vertido a la atmósfera de gases contaminantes que deterioran la capa de ozono.
- Comportamiento acústico: la lana de roca volcánica Rockwool frena el movimiento de las partículas del aire, disipando la energía sonora, gracias a su estructura abierta y multidireccional que actúa de dos maneras: como acondicionador acústico, mediante la absorción de la energía sonora que se desplaza por el espacio y como aislante acústico a ruidos aéreos y de impacto gracias a la constitución de un sistema que reduce el ruido trasmitido.
- Comportamiento a la humedad:el agua y la humedad son los enemigos naturales del aislamiento, pues su presencia provoca el aumento de la conductividad térmica. Así los productos de lana Rockwool son repelentes la agua, la absorción al vapor del agua es inapreciable, gracias a su estructura fibrilar presenta una inapreciable resistencia la paso de vapor de agua lo que reduce el riesgo de condensaciones en su interior, y no absorbe no atrae el agua hacia el interior del aislamiento.
- Protección al medio ambiente: la lana de roca volcánica Rockwool es químicamente neutra. No contiene ningún producto agresivo ni corrosivo, ni posee ningún elemento susceptible de favorecer el desarrollo microbiano. Tampoco contiene amiantos. La lana de roca Rockwool no genera gases ni humos tóxicos, esta clasificada F0. Además, es reciclable.
- Ahorro energético: un aislamiento térmico adecuado proporciona notables beneficios para el medio ambiente: reducción de las emisiones de CO2, reducción del efecto invernadero, reducción de la lluvia ácida. Disminuyendo el uso de los combustibles fósiles para calefacción y aire acondicionado, los aislantes de lana de roca Rockwool contribuyen a la reducción de las emisiones de gas carbónico y de óxido de azufre.

Publicado: 8 de Julio de 2015