Publicado: 20 de Octubre de 2017

Reformar un hogar, rehabilitar una casa, son cuestiones que asustan y con razón. Albañiles, polvo, morteros húmedos, ladrillos, suciedad, golpes... Pero esto no tiene que ser así, es posible hacer reformas y rehabilitaciones sin traumas, limpias, rápidas y perfectas. Es la tabiquería en seco.
Paredes, techos y suelos a base de placas de yeso pladur, que consiguen un menor espesor y un aislamiento acústico y térmico muy superior al de tabiques tradicionales. Además, estos tabiques permiten el paso sencillo y sin rozas de las canalizaciones de las diferentes instalaciones: fontanería, calefacción, electricidad, climatización...Cualquiera que sea el ambiente o las condiciones existen soluciones con placas de yeso pladur.
Puede contar con sistemas específicos para cuartos húmedos, absorción acústica, aislamiento térmico, soleras y suelos calefactados, protección frente al fuego. El resultado es una realización sin limitaciones (incluso tabiques y bóvedas curvas) con una perfecta planeidad que permite total libertad en la elección de los acabados,  a base de pinturas lisas, estucos, pintura creativa, etc.
Su montaje es rápido y bastante limpio, pues apenas se producen escombros y polvo ya que no hay que utilizar mortero sino únicamente raíles y tornillos. Por tanto, se convierte en una solución ideal para utilizar en reformas, al ser posible levantar en poco tiempo nuevos tabiques, recubrir techos y paredes, y no es preciso esperar a que se sequen las superficies para comenzar a pintarles, alicatarlas o colocar parqué.
También al utilizar este sistema se produce un ahorro de tiempo y materiales que hace que la realización de cualquier trabajo sea más económico.
Por ello la utilización de material pladur ofrece un sinfín de soluciones modernas, económicas y flexibles en el diseño de interiores.