Los techos registrables están formados por una estructura de perfiles de chapa de acero galvanizada revestida por una lámina prelacada en su cara vista, modulada a base de perfiles angulares perimetrales, primarios y secundarios, debidamente suspendida del forjado y formando una cuadrícula de 600-600 mm y sobre la cual se colocan simplemente apoyadas placas modelo a elegir.
Es un sistema rápido y económico, válido para cualquier espacio. Una vez colocado está terminado ya que no necesita ser pintado.

Publicado: 4 de Abril de 2016